Comisiones Obreras y sus juicios

Las estrategias de Comisiones Obreras y los sindicatos en general la verdad es que dejan mucho que desear.

Todos hemos visto películas, sobre todo americanas en las que los abogados se comen literalmente , con sus buenos argumentos y pruebas, a los miembros del jurado y los jueces, pero, nada más lejos, en este caso la ficción si supera la realidad.

Después de varios casos estudiados de trabajadores con querellas con sus empresas , y vamos a aclarar que por norma general son los empleados los que llevan razón ( sin juicio o con juicio) ya que si los empresarios han cumplido con la ley y los convenios , nadie tendría que denunciar y eso es pura y dura lógica.

Al tema, cuando hemos hablado con estas personas , su descontento con la representación legal de los “abogados” de los sindicatos es muy grande ,  no hacen su trabajo para nada bien, dedicándose a leer los artículos que corresponden a los casos en particular y no argumentando para nada los posibles delitos cometidos por estos empresarios , que a su vez si llevan notarios, testigos y abogados profesionales.

Para ser una institución que vive de los problemas de los demás, no hacen para nada lo que se les pide , dejando pasar el tiempo después de los juicios a ver que pasa o por si ocurre un milagro o se produce un fallo de la justicia que falle a su favor.

Testimonio sobre Comisiones Obreras:

Si ganan un caso es por que esta ganado de por si.

Se les eternizan los casos de concursos de acreedores y despidos donde se han producido fraudes de ley y alzamientos de bienes a ojos vistos.

Hay casos entrevistados en los que la sentencia ha salido favorable y está el caso  ganado y todavía a cuatro años de eso los afectados no han cobrado.

Sin embargo cuando el caso es contrario y es la empresa la que se defiende todo va más fluido y eficaz, ¿ como es eso posible?.

Un empleado de una contrata de IBERDROLA allá por 2011 fue coaccionado a declarar una serie de mentiras a favor de esta empresa,  siendo amenazado por el gestor y encargado de su zona si no decía lo que le proponían.

Un cliente se querelló contra Iberdrola al cortarle el suministro por un error del pago de los recibos, siendo este empleado el que efectuó el corte bajo una orden expresa de trabajo emitida por la eléctrica, y no se le puede reprochar nada ya que sólo cumplía con su obligación.

Según el “Extrabajador”, exacto un año después se cambió de contrata y fue puesto en la calle sin una simple palmada ni indemnización, tuvo que jurar ante un juez, no haber visto documentos y pruebas que incluso estaban algunas escritas de su puño y letra, ¿ que os parece? , para colmo en el proceso del juicio se tuvo que ausentar del puesto de trabajo unas horas en dos días , y como consecuencia se le descotó un día de sus propias vacaciones $$ increíble$$.

Resumiendo queda decir que Comisiones Obreras y lo demás sindicatos no hacen más que chupar de dos botes a ciencia cierta y sin escrúpulo alguno, ya que cobran por parte del gobierno y por parte del afiliado, empleando técnicas poco éticas para quedarse con dinero a escondidas, casos de maletines no quedan excluidos en este colectivo, claro está.

Si el gobierno les paga , como ya se ha comprobado por juicio y querella, en un caso de 12 trabajadores en disputa con la misma empresa y en las condiciones exactas de convenio, nomina , contrato etc, se puede hacer una demanda colectiva y en un solo juicio ver todo lo necesario, pero también se pueden hacer  12 juicios y demandas individuales para cada uno , ¿ustedes que dirían que van a hacer? Exacto 12 juicios 12 cobros, 1 juicio 1 cobro.

Se han dado casos varios de esto, incluso asignando jueces distintos y con sentencias diferentes , siendo todo igual, ya que como la justicia es interpretable cada juez puede dar diferentes sentencias, y cobrando algunos sus despidos y otros no , ” que verguenza”

sindicatos

La realidad de los sindicatos

Consejo:

Es preferible contratar en estos tiempos un abogado laboralista que ir con los sindicatos, esto es lo que opina el 80% de los que han tenido como representantes a los sindicatos.